Stanley Kubrick tiene características poco usuales. Por un lado, su nombre es sinónimo de ambición estética y de contenido profundo. Por el otro, es uno de los más grandes productores de imágenes icónicas que ha dado el cine del siglo XX. Baste recordar los títulos de sus películas y a cada una de ellas se le asociará una imagen potente: el desquiciado Jack Torrance de El resplandor, los muchachos violentos de La naranja mecánica, los anteojos enormes en Lolita, la computadora agonizante de 2001. De cada película saldrá un ejemplo inmediato.

 

Quizás esa combinación de pretensión y éxito le haya ganado el desprecio de buena parte de la comunidad cinéfila, que lo vio siempre como un propagandista sobrevalorado. A esa comunidad pertenece Hernán Schell, lo cual le agrega a este libro una capa de interés extra. Schell no solo conoce de manera minuciosa la obra de Kubrick, sino que se formó en la crítica de la mejor manera: argumentando en minoría en un marco de discusión franca. Así, el libro es apasionante para los admiradores de la obra del director, pero también para sus detractores, que encontrarán consistentemente discutidas todas sus objeciones. La capacidad de Schell para pensar el cine es aparentemente inagotable: una creatividad bulliciosa combinada con un rigor metódico implacable. Algo que a Kubrick le habría encantado.

Gustavo Noriega

 

Título del libro: “Obsesión por el (des)control”

Autor: Hernán Schell

Idioma: Español

Editorial: A Sala Llena

Año de publicación: 2022

350 páginas

ISBN: 978-987-87235-64-8

 

 

OBSESIÓN POR EL (DES)CONTROL - HERNÁN SCHELL

$3.200,00
OBSESIÓN POR EL (DES)CONTROL - HERNÁN SCHELL $3.200,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Congreso Av. Entre Ríos 140 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

    Gratis

Stanley Kubrick tiene características poco usuales. Por un lado, su nombre es sinónimo de ambición estética y de contenido profundo. Por el otro, es uno de los más grandes productores de imágenes icónicas que ha dado el cine del siglo XX. Baste recordar los títulos de sus películas y a cada una de ellas se le asociará una imagen potente: el desquiciado Jack Torrance de El resplandor, los muchachos violentos de La naranja mecánica, los anteojos enormes en Lolita, la computadora agonizante de 2001. De cada película saldrá un ejemplo inmediato.

 

Quizás esa combinación de pretensión y éxito le haya ganado el desprecio de buena parte de la comunidad cinéfila, que lo vio siempre como un propagandista sobrevalorado. A esa comunidad pertenece Hernán Schell, lo cual le agrega a este libro una capa de interés extra. Schell no solo conoce de manera minuciosa la obra de Kubrick, sino que se formó en la crítica de la mejor manera: argumentando en minoría en un marco de discusión franca. Así, el libro es apasionante para los admiradores de la obra del director, pero también para sus detractores, que encontrarán consistentemente discutidas todas sus objeciones. La capacidad de Schell para pensar el cine es aparentemente inagotable: una creatividad bulliciosa combinada con un rigor metódico implacable. Algo que a Kubrick le habría encantado.

Gustavo Noriega

 

Título del libro: “Obsesión por el (des)control”

Autor: Hernán Schell

Idioma: Español

Editorial: A Sala Llena

Año de publicación: 2022

350 páginas

ISBN: 978-987-87235-64-8