En 2003 La Crujía editó Del papel al celuloide. Escritores argentinos en el cine, donde Neifert analizó los vínculos de diez escritores con el cine, en su cuádruple condición de autores, guionistas, críticos o protagonistas. Diez años después, el autor se propuso realizar una tarea similar con otros siete escritores argentinos. 

A partir de la novela de Alfredo Varela, el director Hugo del Carril concretó con Las aguas bajan turbias una ejemplar expresión de cine de denuncia social. Bernardo Kordon es considerado uno de los mejores exponentes literarios de las décadas de 1960 y 1970 y su estilo narrativo fue calificado de “neorrealismo urbano”. Haroldo Conti perteneció a una generación de escritores que imbricaron la literatura con la militancia política. Juan José Saer amó el cine tanto como la literatura y resumió sus postulados en una frase: “En la intemperie de un mundo gobernado por la planificación paranoica, el escritor debe ser el guardián de lo posible”. David Viñas fue un apasionado lector de la literatura argentina en clave política y mantuvo con el cine una estrecha relación como autor y guionista. Osvaldo Bayer es una figura insoslayable en el cine argentino de los últimos cuarenta años, por su valiosa contribución en calidad de historiador, guionista y protagonista. Fernando Birri, formado en el neorrealismo italiano, propugnó un cine “nacional, realista, crítico y popular”. El autor le rinde un homenaje como fundador de la Escuela de Cine de Santa Fe y director de la película Los inundados, basada en el memorable cuento de Mateo Booz.


 

Título del libro: “Literatura y pasión por el cine”

Autor: Agustín Neifert

Idioma: Español

Editorial: La Crujía

Año de publicación: 2013

256 páginas 

ISBN: 978-987-601-192-1

 

LITERATURA Y PASIÓN POR EL CINE - AGUSTÍN NEIFERT

$4.000,00
LITERATURA Y PASIÓN POR EL CINE - AGUSTÍN NEIFERT $4.000,00
Entregas para el CP:

¡Genial! Tenés envío gratis Envío gratis superando los Medios de envío

En 2003 La Crujía editó Del papel al celuloide. Escritores argentinos en el cine, donde Neifert analizó los vínculos de diez escritores con el cine, en su cuádruple condición de autores, guionistas, críticos o protagonistas. Diez años después, el autor se propuso realizar una tarea similar con otros siete escritores argentinos. 

A partir de la novela de Alfredo Varela, el director Hugo del Carril concretó con Las aguas bajan turbias una ejemplar expresión de cine de denuncia social. Bernardo Kordon es considerado uno de los mejores exponentes literarios de las décadas de 1960 y 1970 y su estilo narrativo fue calificado de “neorrealismo urbano”. Haroldo Conti perteneció a una generación de escritores que imbricaron la literatura con la militancia política. Juan José Saer amó el cine tanto como la literatura y resumió sus postulados en una frase: “En la intemperie de un mundo gobernado por la planificación paranoica, el escritor debe ser el guardián de lo posible”. David Viñas fue un apasionado lector de la literatura argentina en clave política y mantuvo con el cine una estrecha relación como autor y guionista. Osvaldo Bayer es una figura insoslayable en el cine argentino de los últimos cuarenta años, por su valiosa contribución en calidad de historiador, guionista y protagonista. Fernando Birri, formado en el neorrealismo italiano, propugnó un cine “nacional, realista, crítico y popular”. El autor le rinde un homenaje como fundador de la Escuela de Cine de Santa Fe y director de la película Los inundados, basada en el memorable cuento de Mateo Booz.


 

Título del libro: “Literatura y pasión por el cine”

Autor: Agustín Neifert

Idioma: Español

Editorial: La Crujía

Año de publicación: 2013

256 páginas 

ISBN: 978-987-601-192-1